Misógino, cobarde y cineasta de quinta, lo han llamado quienes detestan su obra, maestro, ejemplo a seguir y espina dorsal del cine español,  lo llaman quienes lo admiran; lo cierto es que Jesús Franco, El tío jess o Jess Franco como se le conoce en la mayor parte del mundo, fue un eterno guerrillero del cine de género y nos legó más de 200 creaciones cinematográficas que han merecido ya varios libros que  analizan paso a paso su prolífica obra.

Estudiante de filosofía, derecho, música y cine, escritor de novelitas baratas (bajo el seudónimo de David Khune), realizador de documentales industriales y cinéfago declarado, exiliado voluntariamente de su país natal, con el único fin de evitar la censura española  y seguir haciendo cine, Jess Franco trabajó siempre a un ritmo infernal.  Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos y España fueron los países donde creó la mayor parte de su obra. Con el paso de los años se convirtió en  uno de los directores más prolíficos de la historia del cine mundial, creador de cintas de Fantasía, Aventura, Erotismo, Terror, Acción, Gore, Ciencia Ficción, Comedia, Drama y  Porno,  Jess Franco hizo de todo menos rendirse y las crisis económicas y cinematográficas nunca le importaron, ni fueron pretexto para dejar de rodar.

Jess Franco tenía apenas 25 años de edad cuando uno de sus guiones (adaptación y diálogos)  fue llevado al cine: El coyote (1955) dirigida por Joaquín Luis Romero Marchent , donde actuaron Abel Salazar y Gloria Marín, fue su primer acercamiento al cine de larga duración y ya desde entonces el joven Jess tenía la inquietud  creadora e inagotable, pues en El coyote participó también como ayudante de dirección y escribió la letra de la canción principal de la película. A partir de ese momento no se separó de la industria cinematográfica, escribió guiones, realizó música, fue director de fotografía, editor, productor, actor y director durante casi 60 años, se auto definió de una manera muy sencilla  “solo soy un hombre enamorado del cine”.

Tenemos dieciocho años fue su primera película como director, filmada en 1958, con ropa de cuero, rock and roll, chicas, humor y terror, daba inicio su larga cabalgata con cámara en hombro, fue clasificada 2B y calificada como repugnante, estúpida e incomprensible, “ni siquiera me dieron el gusto de prohibírmela… la degradaron, la mandaron a trabajos forzados” declaró alguna vez el director. 50 años después se proyectó en la cineteca francesa con gran éxito. Ya en 1961 Jess dirige la que sería su primera película de  terror, contando con dos productores, uno francés y un español nace Gritos en la noche / L horrible Dr. Orloff misma que marcó un verdadero hito en su filmografía y por extensión en el cine español y europeo de aquellos días,  la cinta gustó mucho y abrió las puertas para que Jess se convirtiera en una gloria internacional del cine de género pues inmediatamente después filmó La mano de un hombre muerto / La sadique baron Von Klaus (1962), parecía que esa singular mezcla de terror, ciencia ficción y erotismo sería el camino a seguir, sin embargo Jess Franco decidió que no quería encasillamientos y que le faltaba mucho por experimentar.

Entre 1971 y 1973 hizo más de 20 películas. Durante muchos años la mayoría de sus películas fueron muy difíciles de conseguir, algunas fueron rescatadas por coleccionistas y cinéfagos en formatos Beta o VHS y a principios de la década de los 90 por fin se pudieron copiar y difundir en México, es así que pudimos disfrutar de algunas de sus obras como: La mansión de los muertos vivientes, Los depredadores de la noche y Drácula contra Frankenstein, posteriormente a finales de esa misma década, gracias al formato DVD y al internet se volvió mucho más fácil acceder a muchas más como: Los demonios, El siniestro doctor Orloff, Vampyros Lesbos, Mari Cookie y la tarántula asesina, Killer Barbys y Dr. Wong’s Virtual Hell.

Cuentan quienes tuvieron la dicha de conocerlo en persona que Jess Franco siempre se mostró como un hombre humilde, accesible, dispuesto a compartir sus conocimientos y a colaborar en todo tipo de proyectos cinematográficos, actuó en más de 70 largometrajes, escribió y prologó varios libros, fue ayudante de director de Luis Garcia Berlanga, Juan Antonio Bardem y Orson Welles, participo en seis películas con Christopher Lee,  dirigió  actores y actrices de la talla de  Klaus Kinski, Soledad Miranda, Jack Taylor, Santiago Segura  y Rosalba Neri, gente como Penélope Cruz, Alex de la Iglesia y Javier Bardem le han aplaudido de pie, sin importar todo eso Jess Franco acompañado de su inseparable musa Lina Romay, ofreció el premio Goya honorifico que le entregaron en 2009 “A los 4 mil o más chavales y chavalas que están con su cortometraje en el bolsillo y que están buscando alguien que les ayude a  hacerlo” y afirmó “yo no considero que he hecho buenas películas, considero que he hecho unas películas más repugnantes que otras”,  el final de su vida llego en el 2013 y ese mismo año se estrenó su última película Revenge of the Aligator Ladies, hoy en día ya no es venerado solamente por los freaks del mundo, es una leyenda más del cine mundial, ya inician los ciclos de cine que difunden cada vez más sus películas y hasta este 2016 se han escrito 9 libros en español que contienen análisis y diversas investigaciones,  entrevistas y ensayos sobre la vida y obra de Jess Franco y se estrenó el documental “Al ritmo de Jess” una pequeña mirada a la vida y obra del maestro Franco en DVD.

Por: Emmanuel Ortega.