Esta semana me presentaron una nueva aplicación que está causando sensación entre los mexicanos, se llama  “Secret” y te permite explotar el tan apreciado anonimato para crear temas de conversación y hablar con tus “amigos” sin que se sepa quién es quién.

Al igual que muchas aplicaciones Secret se conecta a tus redes sociales y crea grupos con amigos que compartan la misma aplicación. Hasta aquí todo va bastante familiar, lo interesante de esta aplicación es el uso que se le ha dado.

Siendo que cualquier pendejo se siente muy chingon en el anonimato, como pueden imaginarse las principales conversaciones son sobre temas que con problemas hablarías con tu mejor amigo, es aquí donde empieza el atractivo/terror de Secret.

En un espacio entre clases note que mis compañeras tenían un asombro muy grande mientras gritaban “no inventes, a esa yo la conozco” “como crees, pobrecita” y el clásico “eso le pasa por puta”. Esa escena poco común en un salón de clases llamo mi atención y pronto note que estaban viendo selfies encueradas de sus conocidas y compañeras con el título de “Zorritas Calientes de Cuernavaca”.

Inmediatamente descargue la aplicación y en cuanto se ligó con mis amigos de face empezaron a aparecer conversaciones similares en todas las ciudades que se puedan imaginar, “escándalos de Guadalajara”, “Niñas bien putas de Queretaro”, etc. Y gracias al anonimato se comparten fotos y comentarios que se pasan de huevos.

Esto me hizo pensar en las chavas y lo que han de pensar cuando descubren sus fotos supuestamente secretas que le enviaron al ex novio y leer las opiniones de todos los que se las andan sabroseando.

Este es un tema complicado, por un lado está la “moralidad” de respetar la privacidad de las chavas y por el otro (y mucho más pesado) el gusto y curiosidad de ver esas fotos candentes de tus amigas y conocidas, sin embargo lo único que está logrando Secret es que sea aún más difícil hacer sexting (Muchas gracias Secret).

Así que mientras deciden que tan moralmente responsables son, échense una clavado en la aplicación, nada más no te vaya a dar un susto encontrarte las fotos de tu hermana por ahí.

Misha Pola