Muy coqueta, elegante y reluciente Esmeralda no presume su roja y cuidada cabellera, o su piel tan blanca que permite ver su sangre azul, ni siquiera sus ojos enormes y verdes, lo primero que nos muestra orgullosa es su identificación oficial expedida por el Instituto Nacional Electoral hace ya algunos años, en esta credencial se puede ver claramente su nombre y su género: Mujer.

Y es que parece increíble pero en la actualidad en este México que se dice cosmopolita y  plural, y que más bien parece la tierra de Oz donde todavía existen falsos magos, brujas y simios alados,  aún existe mucha ignorancia con respecto al tema del cambio de género y/o de sexo, la gran mayoría de las personas aún no saber definir ni diferenciar con claridad entre términos como androginia, transexual, travesti, crossdressing, agénero, drag, transgénero o shemale.

Esmeralda nos cuenta lo difícil que le fue lograr una trasformación como la que hoy en día puede presumir, pues seguir el camino amarillo en busca de sus sueños no es cosa de ficción, es la metáfora de la vida misma, a ella le tocó ser pionera en México en esto de los trámites burocráticos, terapias psicológicas, cirugías y tratamientos médicos hormonales, entre muchos más, para conseguir ser la mujer que se siente y que es hoy. Y es que además de gastar mucha plata y tiempo, ha tenido que lidiar con dependencias tortuga, con gente ignorante y con envidias constantes. Pero ha valido la pena pues a leguas se le mira contenta, orgullosa y radiante.

Aún le faltan un par de pasos más, los finales, para llegar a la meta máxima, pero eso ya no le preocupa tanto, pues el objetivo principal se ha logrado y es que en absolutamente todo, es reconocida hoy con su nuevo nombre, desde sus certificados escolares hasta su pasaporte, es por eso que ahora se dedica a vivir plenamente su vida y su sexualidad.

Esmeralda es totalmente universal y ecléctica, disfruta de la música de Rammstein y de Marylin Manson, tanto como de jugar PlayStation, ver la Eurocopa o los partidos de la NFL, pero también es adicta a la lectura y a una rica taza de café,  admiradora de políticos tan controversiales como el mismo Salinas de Gortari y fiel practicante de la filosofía satanista de Anton Szandor LaVey. Y es que además de estudiar en la Universidad Economía y Derecho, también le entra al modelaje y a la industria porno pues ha dirigido y actuado en varios videos X e incluso ha trabajado para la productora SexMex bajo el nombre de EsmeraldaSexxx que es el que utiliza en todas sus redes sociales y su blog.

En realidad es toda una caja de sorpresas y una chica con una amplia cultura general, parece tierna y sensible aunque ella misma afirma que puede convertirse en todo lo contrario si es que alguien logra incentivarla a eso, así que cuidado con esta angelita que también puede ser un demonio.

Texto y Fotografías: DS-MP

 

 

sho1 sho