Hace unas semanas me encontraba celebrando mi cumpleaños con mis buenos amigos en un antro de moda de la ciudad y ya ustedes saben que sucede en los cumpleaños con los amigos y mucho alcohol.

De pronto mi cuate, quien sabe de dónde saco unas chavas bastante feas, las tres vestidas de negro y con ombligueras para presumir la lonja, justo antes de que nos claváramos con ellas, por fortuna llegaron otras amigas que en comparación estaban mejor (no mucho, pero si aguantaban un faje). Después de muchos tragos, el ambiente se volvió muy amigable y termine apañándome a quien llamaremos “Mari”.

A pesar de lo pedo que estaba me quedo claro que no quería volver a ver a Mari fuera del antro, estaba seguro que sin el chupe y las luces de estrobos, Cuasimodo estaría más guapo que esta chava, sin embargo ya al otro día menos pedo me llego una idea que al parecer es muy común para nuestros vecinos del norte.

Todos sabemos que es muy difícil conocer chavas que valgan la pena y especialmente en el antro, ya que la mayoría de nosotros somos unos putitos que necesitan mucho alcohol para agarrar valor y aventarse a levantar chavas y obviamente después de dos tellas, en el mejor de los casos terminas con Cuasi y su pandilla.

Es por esto que muchos gringos calenturientos mantienen “amigas” feas que te hacen el paro mientras encuentras una chava guapa que valga la pena y más importante, que quiera contigo. Así que decidí hacer trabajo de detective y encontrar a “Mari”, no fue fácil ya que en ese momento no quería saber ni cómo se llamaba pero eventualmente la encontré pasamos varios días mensajeandonos  para conocernos mejor, ya saben la típica conversación que normalmente se tiene antes de apañarse a alguien, después de varias insinuaciones, piropos e indirectas le dije tal cual si le entraba al sexting y ahí se terminó la “relación”.

Me había quedado claro que la chava no estaba tan interesada en una “relación” y que seguramente cada sábado se metía con alguien nuevo y aun así no estaba dispuesta a entrarle al pedo!?, esto me hizo preguntarme a que se debería, por lo que le pregunte a una de mis amigas modelo que es muy segura de su cuerpo y sexualidad que pensaba sobre la situación.

Me comento que sin mayor problema hace desnudo artísticos, pero que ella pensaría dos veces antes de entrarle al texting, se necesita conocer bien a la persona y tenerle confianza para mandarle fotografías de tu cuerpo desnudo.

Esto me hizo entender que el sexting es una manera más de romancear o coquetear pero no con extraños sino con alguien con quien ya estés iniciando una relación.

Al parecer no es tan sencillo saltarse la relación e ir directo al sexting. Lo que nos lleva de regreso al problema principal, encontrar una chava guapa que valga la pena y quiera contigo.

No sé si se deba a nuestros arraigados orígenes católicos o el tabú dentro de la sexualidad pero una vez más parece ser casi imposible encontrar una chava guapa y buena onda con quien iniciar una relación, si tienes suerte cuasimodo y sus amigas solo sirven para un par de idas al antro, si tienes los huevos para intentar ligarte una chava en un café, normalmente se sacan de onda, un gimnasio?, no es el lugar, un bar es lo mismo que el antro. Entonces les pregunto a las mujeres que puedan estar leyendo, donde están y a qué horas salen por el pan?.

Misha Pola