“¿Cansado de masturbarte?, platica gratis con jóvenes y hermosas mujeres de todo el mundo”… así se lee los anuncios en las páginas porno, sobre el más reciente boom mundial, las web cams.

Cansado de ver siempre lo mismo, decidí hacerle caso al anuncio y acceder a dicha página. Una vez ahí lo primero que hacen es pedirte un número de tarjeta mientras que te aseguran que no se te hará ningún cargo y no solo eso, si no que te regalan un descuentazo en tu primer “PVT”, dije ¿qué es lo peor que puede pasar? Y me suscribí a dicho servicio. Lo primero que note es el exceso de chavas colombianas que hay en esta cosa, no les miento fácil el 50% son colombianas (si te gustan las colombianas este es el lugar para ti), eso y que hay que conocer muy bien las reglas y el lenguaje, ya que cuando menos me di cuenta ya llevaba 20 minutos pagando a un $1.20USD el minuto, viendo a una gringa gorda chichona apagando cerillos. Después de ese mal sabor de boca tuve que poner mucho más atención y darle un segundo intento, sin duda hay hermosas mujeres de todos los confines del mundo, chinas, españolas, americanas, inglesas y las rusas y exsoviéticas que ocupan el otro 40% de la población de la página. Algo que hay que notar muy bien son las tarifas, tiene lo que llaman “Gold” que son propinas que les das a las chichas por buen “servicio” en realidad estas se usan más que nada para canjear por una vista de sus tetas, panocha, etc. Sin embargo, si ya después de mucho buscar encontraste a tu chica perfecta (seguramente colombiana o rusa), es momento de aventurarte un poco y entrar a PVT que por sus siglas en sus siglas se significa privado.

Es aquí donde las cosas se vuelven interesante y algo complejas.

Antes que nada, esto es un trabajo y se ha convertido en toda una industria, en un momento hablaremos más sobre esto, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de entrar a un chat privado con alguna de estas chavas.

Lo primero que hay que notar es que hay dos costos por minuto, siendo uno más caro que el otro, esto se debe a que dentro del privado hay niveles, el monto más barato se refiere a un privado “grupal” en el cual la sesión puede ser vista y dirigida también por otros usuarios, piensa en algo así como prorratear el show con varios cabrones calenturientos. La siguiente opción es el “completamente privado” privado en donde solo están conectados tú y tú chava.

Porque es importante recordar que es un trabajo para estas chavas, con un promedio de $2.50USD ($34 pesos) el minuto, estas chavas buscan mantenerte conectado el mayor tiempo posible, así que lo que yo hice fue establecer un presupuesto y tomar el tiempo con un cronometro y echarle velocidad al asunto, nada de jugar con sus tetas por 15 minutos, ¡queremos acción!

Teniendo esto en mente para no ser sorprendido con cuentas astronómicas y con un poco de investigación previa, puedes pasar un muy buen rato con unos $500pesos ya que las chicas harán casi todo lo que les pidas y todas cuentan con un “Menú” de lo que están dispuestas hacer o no.

Después de un par de buenas chaquetas, decidí investigar un poco más a fondo a las chavas que han cambiado empleos como mesera, maestra de idiomas o secretaria para ser estrellas de web cams. Principalmente hable mucho con las chavas de las ex repúblicas soviéticas (países como Rusia, Latvia, Hungría, Bratislava, Ucrania, etc.) me comentaban que por problemas económicos y falta de oportunidad laboral en sus respectivos países habían optado por entrar en esta línea de trabajo. “a quien no le gustaría masturbarse y que te paguen por eso, es buen dinero. Solo no se lo contaría a mis padres”.

Con la confidencialidad y protección de una industria profesional que se encarga de hacer los tramites monetarios, así como nombres falsos y clientes a cientos de kilómetros “Mikaela” está consiguiendo el estilo de vida que siempre soñó y le era imposible obtener en su natal Latvia. Ella sabe que este tipo de trabajo no es para siempre ya que siendo de una familia numerosa y católica siempre tiene un poco de vergüenza de lo que hace, pero a sus 25 años es su mejor opción, así que si te sobran unos $500 pesitos dale una visita, dile que Misha te recomendó, no te arrepentirás.

Alexis Peláez