Este fin de semana se estrenó el último capítulo de la saga Alien, presentado como la continuación de “Prometeo” y la precuela de Alien, temo decirles amigos que está bastante mala. Este nuevo capítulo bajo la dirección de Ridley Scott es sin duda hermosa para admirar, como todas las películas de este director, no en vano es uno de los mejores cineastas de la historia. Pero no podemos decir lo mismo de la historia.

Lo que una vez fuera un inteligente y terrorífico relato sobre una criatura/animal con un instinto de supervivencia y salvajismo que ha inducido pesadillas desde hace más de 30 años, se han convertido en un chiste demasiado rebuscado y poco original o interesante.

“Covenant” intento mezclar las mejores parte de “Prometeo” con mucha acción a la James Cameron, pero se parece más a “Viernes 13: pesadilla en el espacio” que a “Aliens”.

La trama gira en torno a un grupo de colonizadores camino a un nuevo planeta cuando se ven atraídos por una extraña señal proveniente de un nuevo y desconocido planeta que guarda solo muerte y peligro, al igual que algunas caras conocidas de la pasada “Prometeo”.

Con el regreso de Michael Fassbender y un gran elenco que incluye a Damian Bichir y muchos otros personajes de relleno rápidos a morir para evitar que te duermas después de las partes de “exploración”, ésta película es muy bonita para ver, los efectos del Alien son muy buenos y con algunas buenas escenas de acción.

Mejor te invitamos a ahórrate una lanita y quédate en casa viendo el octavo pasajero y jugando “Alien Isolation”

Vela Pirata **